Archivos de la categoría: Machu Picchu

Machu Picchu Día IV: Describiendo lo indescriptible.

La desperté a Vero para ver como se sentía. No muy bien todavía, así que no fuimos a desayunar y la dejé dormir un poco más.

Los porteadores necesitaban desarmar la carpa, pero yo no quería despertarla nuevamente. Después de que nos insistieran varias veces para salir, Vero se levantó y fue hacia el comedor con uno de los guías. Yo me quedé juntando las cosas, mientras desarmaban la carpa sobre mi cabeza.

Machu Picchu Día III: Un desmayo y noche en vela (o el susto más grande de mi vida).

El tercer día suponíamos iba a ser más tranquilo. Nos levantamos temprano como siempre, después de una noche lluviosa, para seguir camino. A medida que dejábamos de lado la gran altura y nos ubicábamos en el medio de dos montañas, en el orden de los 2.000 metros de altura, el paisaje se transformaba.

Machu Picchu Día II: La subida sin fin y la lección Inca.

Tocó despertarse al alba. Caminamos unas horas para después desayunar. El día de hoy sería casi todo ascenso y el cansancio no se hizo esperar. La altura, para colmo, nos obligaba a respirar con dificultad.

Machu Picchu Día I: Comienzo bajo en calorías.

5.15 a.m. Despertador. Lo apagué y me levanté muy cansado. No había dormido prácticamente nada. La ansiedad y una fiesta cercana que implicó música a todo volumen durante la noche me jugaron en contra para conciliar el sueño. ¿Por qué la ansiedad? Bueno, es que ese día comenzaríamos una travesía a pie de cuatro jornadas para alcanzar la ciudad perdida de Machu Picchu.

A %d blogueros les gusta esto: