Nicaragua país, Nicaragua onírico

El día que pisé Nicaragua, Centroamérica tomó forma. Nada había sabido de este país, y nada había intentado saber. Nicaragua hace dos años era para mí sinónimo de Honduras, El Salvador y Guatemala. Todo un conjunto de países cercanos, con banderas muy parecidas.

Me encontré con el más ignorante y escéptico de mis yo, y lo mandé a nadar. Lo dejé por ahí, y me puse a recorrer Nicaragua. Es increíble lo que cambiamos, como fluimos, como nos transformamos frente a las experiencias, al nuevo conocimiento y ante un viaje.

Aquel que no conocía nada de Nicaragua quedó allá, justito en la frontera con Costa Rica, y no iba a volver jamás. Fue reemplazado por otro yo, más consciente, sensato y abierto a lo que un país frente a sus ojos tenía para ofrecer.

Sentí que lo que encontraba al llegar era una especie de diamante en bruto. Cada lugar que visitaba, me gustaba más que el otro. Realizamos todo el viaje de ida con Flor y Jonas, y con ellos compartimos hostel en Granada.

La ciudad,  para qué aclararlo no sé, es hermosa. Despertó sueños en mis pies y me hizo caminar por ella flotando, como en una nube descubriendo cielos y personajes a cada paso, uno más encantador que el anterior.

Granada

Iglesia Granada

Calle granada

Nos reencontramos allá también con Audrey, una noche más bien fría, con una botella de litro de Toña (ya extrañábamos las botellas como corresponden).

Nicaragua

Audrey

También nos encontramos con la familiaridad del “vos” para la segunda persona del singular, en vez del “tu” que se usa en la mayor parte de Latinoamérica. Fue un total alivio tener que dejar de preocuparse un tiempo en cómo conjugar los verbos para hacernos entender.

Cada centímetro que nos movíamos por Nicaragua hacía que la noción de belleza cobre nuevos significados. Del encanto de Granada pasamos al derroche de extravagancia de Ometepe. Dos volcanes, una erupción, un manto de lava que los unió y que formó una isla en un lago que se cree es uno de los pocos que alberga tiburones de agua dulce. Ningún novelista de ciencia ficción hubiese tenido imaginación para crear un mundo como el de Ometepe. Centroamérica comenzó a mostrarse así, fuera de serie.

Lago Ometepe

Mapa Ometepe

Ometepe

Y pisar suelo volcánico no es lo mismo que pisar cualquier suelo. Todo florece, crece, está vivo, todo alrededor de la tierra fértil hace que cualquier semilla que se plante germine y prospere. Aguacates, mangos, almendros, bananos, todo está ahí.

Después de eso ya pensaríamos que no hay nada que pueda ser mejor, y llegamos a San Juan del Sur con bajas expectativas. Volvimos al pacífico, nos rompimos las espaldas contra sus olas más bravas y todo parecía que iba a terminar finalmente en espuma de mar.

Nicaragua es inagotable, y lo terminamos de entender viendo como el atardecer salpicaba de colores una bandera del Frente Sandinista de Liberación Nacional. El sol nunca estuvo tan vivo mientras moría para dejar paso a la noche. Los soles de atardeceres que yo conocía eran soles que iban muriendo mientras se escondían. Este no, se volvía cada vez más naranja, mas rojo, más ardiente a medida que tocaba el mar y dejaba que las olas lo tapen (él se dejaba tapar, moría porque quería, no porque lo obligaran, era un sol al que nada habría podido doblegarlo).

Sandino

San Juan del Sur

Atardecer San Juan del Sur

Atardecer San Juan del Sur

Fue esta demostración de “inagotabilidad” lo que nos dio la valentía para cruzar del Pacífico al Caribe, de oeste a este, y llegar a Corn Islands, justo en la otra punta del país. Dejamos atrás a Audrey y a Jonas, sabiendo que nunca más los volveríamos a ver. Y también a Flor, con la esperanza de reencontrarnos en México.

Tomamos un bus a Managua, un taxi a la terminal, esperamos seis horas a que salga otro bus hacia El Rama, viajamos unas seis horas más, esperamos entre mosquitos y madrugadas a que la oficina que vendía pasajes a Bluefields abriera, compramos nuestros pasajes, viajamos una hora más en lancha y todavía no estábamos ni cerca.

El Rama

El muelle de El Rama para ir a Bluefields

Bluefields se desconecta del resto de todo lo que habíamos conocido hasta ahora, como si formara parte de un apéndice de una historia sobre un país. Las calles abarrotadas, la lluvia tropical que caía incansable, Bob Marley y la cultura rastafari en camisetas-remeras-pantalones-gorros que predominaban la escena, la música reggae que salía de los autos, los mercados y las farmacias y la lengua extrañamente parecida al inglés que hablaban los locales, más nuestras horas de no-sueño hacían que todo se vuelva surreal.

Bluefields

Hasta las publicidades en Bluefields remiten a la cultura rastafari…

Nos quedaban todavía seis horas de viaje en barco hasta Big Corn Island, y una media hora más en lancha hasta su hermana menor. Tomamos coraje para subirnos al barquito que se iba adentrar en un mar abierto ahora picado por la lluvia, abarrotado de gente, con espacio apenas para sentarse en el piso. Lo que no tomamos fueron pastillas para el mareo, y nos arrepentimos todo el viaje.

Cuando llegamos a Little Corn Island, descubrimos que este lugar nos había estado llamando, que cruzar Nicaragua de oeste a este, y dejar esto para el final, había sido adrede, de una forma no consciente.

El Caribe nos caló en la piel, impregnó todo y tuvimos que frotarnos los sentidos para entender que lo que veíamos-olíamos-degustábamos-tocábamos-oíamos era real y se podía ver, oler, comer, tocar y oír.

Little corn island

Ver en las miles de tonalidades de azul del mar, en lo blanco de la arena, en lo verde de la selva, en lo negro de las pieles de sus habitantes, en lo blanco de sus dientes y en lo multicolor de sus atardeceres.

Oler en los árboles de mango, en la sal del mar, en la frescura de los bosques y en los aromas de las cenas.

Comer en las variedades incontables del océano, en el plato típico llamado rondon y en las langostas de 3 dólares.

Tocar en la arena entre los pies, en lo suave de la tierra, en el pelo mojado por el mar y en los dedos arrugados de tanto disfrutar del agua.

Oír en los celulares de los chicos con música reggae sin excepción, en los cantos de la iglesia evangelista cerca del mar, en los coros de “Three Little Birds” cantados y bailados por un nene de no más de tres años que totalmente desnudo en la puerta de su casa contorneaba su cuerpo al ritmo de la música mientras el movimiento le sacaba destellos a su piel negra como la noche.

Corn Island

Llegó a parecernos imposible dejar este lugar, más aun luego de entender que no era imposible que existiera. Pero con más coraje del que fue necesario para llegar, finalmente lo hicimos, y seguimos a Guatemala prometiéndonos a nosotros mismos que volveríamos para confirmar que no nos cambiaron a Nicaragua país por un Nicaragua onírico que solo existe en los sueños más deslumbrantes.

Atardecer corn island

 

 

Si te gustó, también podés leer:

14 Respuestas a “Nicaragua país, Nicaragua onírico”

  1. Andrea dice:

    Qué lindo paraíso, algún día volveré a ‘cruzar el charco’ para conocerlo… Seguid disfrutando!

  2. TaniaTrejos dice:

    Siendo yo nicaraguense que habito en mi país, me has hecho soñar, vagar en el espacio de la imaginación, Que asombrosa redacción.

    Espero vuelvan pronto.

    Saludos

  3. Interesante leer un blog con tantas experiencias, y mucho mas “alagador” que hayan pasado por la bella Isla de Ometepe, esperando que esta descripcion sirva para que otros turistas se animen y nos visiten, mayor info de Ometepe en http://laisla.radioometepe.com y disfruten de esta belleza natural.

  4. Nicaragua es uno de los paises más seguros de CentroAmerica, el turismo por estar en proceso de desarrollo es barato comparado con el resto de Centro América, no te puedes perder esta tierra de Lagos y Volcanes, te va encantar http://www.prensanica.com

  5. carlos dice:

    como va!! quiero hacer un viaje x un par de paises en los q estuviste como mochilero, me gustaria hacerte unas preguntas en algun momento. El tuiter es tuyo? te puedo preguntar por ahi? Escribiste algo sobre la parte de guatemala? Saludos

    • Marcos dice:

      Hola Carlos, sí el twitter es mío. Preguntá por donde quieras!! Escribí sobre Guatemala pero nunca lo subí…cualquier cosa contactame al mail, por acá, Facebook o twitter 🙂

  6. carlos dice:

    gracias x contestar, escribo x aca q puedo desarrollar. La idea es hacer panama, costa R, nicaragua y guatemala basicamente. Pero me dijeron; gente q viajo seguido pero mas por diplomacia y por eso no se si tomarlos como referencia, q guatemala esta picante de verdad para andar x las rutas, q se puede solo en aereo a capital y de ahi a tikal, antigua y lugares cerca. Yo por $ queria ir x tierra o algo asi. Quisiera si podes q me cuentes como entraste y si tenes algun dato q pueda servirme? Tengo mas ganas incluso de ir a a gutemala q a los otros paises q ya conoci hace un tiempo.
    PD: Tambien pensaba ir a colombia porq la diferencia con centroam en aereo parece grande, me ayudo un poco tu cronica del cruce x el tapon del darien.

    Saludos y disculpa la molestia

    • Marcos dice:

      Carlos, las rutas de Guate son transitables, y por lo que yo vi, bastante seguras con respecto a países cercanos. Tikal por ejemplo no está cerca, y sin embargo se puede llegar sin ningún problema. Yo viajé con TICA Bus desde Honduras a la ida, salí por bus+taxi+bicitaxi desde Tikal a México, y volví de la misma forma, y viajé a Guate city en bus sin problemas. Si ya estuviste en países de Centroamérica te vas a mover como pez en el agua en Guate 🙂
      Si vas a Atitlán, cuidado con los mototaxi, son expertos en estafas!

  7. Lucía dice:

    Hola! Que lindo lo que escriben. Estoy planeando estar por esos lugares de centroamerica. Cómo hicieron en Costa Rica? Escribieron algo sobre ese pais?

    • Marcos dice:

      Hola Lucía. No publiqué nada de Costa Rica porque solo estuvimos pocos días. Pero seguro no vas a tener problemas, es el país más fácil para viajar de centroamerica! Mucha suerte y cualquier cosa escribime.

  8. Johanna dice:

    Hola!! Muy buena información!! Me gustaría ir este año.como lo ves ÑNicaragua piensas que con 500 dol al mes estará bien para hacer viaje mochilero? gracias

¿Comentarios? ¿Preguntas? ¿Respuestas? Acá es donde!:

A %d blogueros les gusta esto: