Archivos por tag: bolivia

Datos útiles para viajar por Bolivia

Segundo post con datos prácticos para viajar por país. En este caso, Bolivia.

En esta ocasión vamos de lo general a lo particular. Primero una serie de datos y tips que se aplican para la estadía en todo el país, y luego vamos a lo particular, los puntos turísticos más importantes de Bolivia y lo que hay que saber de cada uno de ellos.

Anécdotas de Copacabana

El viaje a Copacabana desde La Paz, para variar, se nos hizo largo. Confiados en que no demoraríamos más de tres horas en llegar, salimos tarde, y fue un grave error. Tomamos un bus cerca del cementerio para ir a las orillas del Lago Titicaca. Yo, y mis problemas para respirar en la altura pedíamos por favor que nos toque un asiento donde la ventanilla se pueda abrir. Me senté y probé mi suerte. Nula, la ventanilla no abría. Vero se apiadó de mí y le pidió a un chico si podía cambiarnos de lugar.

Tomando mate en La Paz

La Paz

Muchas veces cuando empiezo a escribir sobre algún lugar, lo hago hablando de como es el paisaje que nos da la bienvenida. En el caso de La Paz, y a riesgo de convertirme en repetitivo, me veo obligadísimo a hacer lo mismo.

Viajamos en bus desde Sucre toda la noche. Cuando amaneció, sentados en la primera fila, y corriendo las cortinas del “parabrisas” del bus, con la luz del día descubrimos frente a nosotros, a nuestra altura, las nubes. Viajábamos a la altura de las nubes, muy loco. Aunque lo más loco era lo que se veía más abajo.

Un desvío a Sucre

Ir a Sucre no estaba en nuestros planes. Un poco agotados del caótico transporte boliviano, y de sus conductores cuasi suicidas, no consideramos a Sucre como una opción, ya que implicaba desviarnos de la ruta hacia La Paz, Copacabana y el consecuente cruce a la República del Perú.

Potosí, la ciudad más alta del mundo

Después de una larga excursión al salar de Uyuni, nos tocaba visitar una de las paradas obligatorias si viajas a Bolivia, la ciudad de Potosí. Nuestra visita se atrasó por un corte de ruta, no recuerdo el motivo ahora, pero nos decían los lugareños que suele haber cortes, por lo que no sería una excepción para nosotros.

Por el Salar de Uyuni

El pueblo de Uyuni no tiene mucho que ofrecer, aparte de ser la entrada a uno de los lugares más espectaculares que existen: El Salar de Uyuni, el depósito de sal más grande del mundo. Para aburrirlos con un poco de datos (no muchos igual, nada preciso ni extenso, que todo eso lo encuentra San Google), su origen es causa de la evaporación de un mar interno prehistórico en lo que hoy es Bolivia. El resultado es un desierto de sal, de una extensión tal (10.582 km2) que hace sentir que uno no se encuentra en este planeta. No sé si una imagen vale más que mil palabras, pero seguro que algunas ayudan a describir lo indescriptible, voy a dejar que hablen por si solas:

De Tupiza a Uyuni (o el peor viaje de nuestras vidas)

Atocha, en medio del camino

Llegando a Tupiza comenzamos a ver lo que era Bolivia. Cerros rojos de formas extrañas secundadas por valles verdes y ríos claros, nos daban la bienvenida desde la ventanilla del bus.

Tupiza tiene millones (bueno, no sé si millones, pero muchos) lugares hermosos en los alrededores para ver y explorar. Nosotros, fieles a nuestro estilo de ir al revés del mundo, no fuimos a ninguno. Usamos a Tupiza para descansar.

A %d blogueros les gusta esto: