Archivos por tag: ciudad

Panamá: primera impresión de Centroamérica

panama

Que se dice, se dice. Pero yo nunca lo creí así. Centroamérica me había parecido, en cada una de las ocasiones en las que había oído hablar de ella, bien similar al sur del continente. Al menos a las zonas no tan al sur.

Llegando a Panamá, después de cruces interminables, dos días arriba de una lancha, y unos cuántos dólares menos en el bolsillo, lo que me había parecido en su momento se veía ahora como el recuerdo de otra persona, algo que era totalmente imposible que haya surgido de mi mente.

Panamá puede llegar a ser una buena carta de presentación de Centroamérica. Una ciudad cosmopolita, un caribe que es más que cualquier postal, edificios imponentes, culturas aborígenes orgullosas. Pero descubriría rápidamente que cada país tiene su razón de ser, y Panamá puede presentar a Panamá, y nada más.

Relatos en cuarta persona

A eso de las doce del mediodía, a él se le había ocurrido la brillante idea de salir a comprar hielo para preparar un licuado de maracuyá. Era ciertamente una gran idea. Los 35 grados centígrados y el sol que tanto amaba oprimían los pasos, los segundos y los minutos. No tanto las horas, que se volvían más soportables a medida que la aguja más chica del reloj cambiaba de número.

En las  calles de la ciudad, poca gente se animaba a enfrentar en desnuda batalla al rayo del sol. Paraguas, trapos encima de la cabeza, cambios repentinos de vereda en beneficio de la sombra…todo valía.

Él, tal vez intentando amigarse con la naturaleza, o tal vez queriendo llegar lo más rápido posible para que el hielo no se derrita, corría con la bolsa por el medio de la calle. Las gotas caían igual, y era posible ver como se evaporaban en el instante que tocaban el asfalto adoquinado. Sólido, líquido y gaseoso, todo en cuestión de segundos.

El calor emanaba del piso, de las paredes y de los cuerpos. De los perros echados en portales y de los hombres sentados en cuero en sillas de plástico. Él solo podía pensar en ir al hostel, ponerse bajo el ventilador (o abanico, como le dicen por ahí) y recuperar fuerzas.

Ni las prostitutas tenían ganas de pavonearse por ahí frente a los turistas que paseaban. No, hacía demasiado calor para eso.

Genuina y desinteresada Bogotá

Capitales, capitales, capitales. Siempre nos han caído mal, es la realidad. Mucha gente, mucha suciedad, aglomeración, transportes colapsados, tráfico incesante, gente “en la suya” y pocas probabilidades de interacción genuina y desinteresada de buenas a primeras.

Nuestro paso por Bogotá, fue bastante desprolijo e improvisado. Hasta dudamos de pasar por allí. Ya teníamos arreglado visitar la casa de un anfitrión de Couchsurfing, pero a último momento se nos pinchó. Así que un día antes de partir para allá desde Medellín, nos encontrábamos sin rumbo, y buscamos como locos a alguien más que pueda alojarnos, aunque no tuvimos éxito.

Cali = July (o nuestra primera vez en Couchsurfing)

El viaje de regreso para Popayán desde Neiva fue, como suponíamos, una tortura. Ya era tarde en la ruta, así que comimos un queso y pan con aguapanela para engañar al estómago hasta llegar a destino.

La panela es una especie de extracto de jugo de caña de azúcar que se solidifica (no tengo foto, estuve mal ahí, pero imagínense un rectángulo del tamaño de un posavasos y del ancho de tres barras de chocolate marrón y duro), y se pone a hervir en agua para hacer la famosa aguapanela colombiana. Se puede tomar fría o caliente. A mí particularmente fría con mucho limón me encanta. 😀

Portoviejo, un oasis de rock dentro de Ecuador.

Portoviejo no aparece en las guías turísticas (al menos no en las más conocidas). Y es lógico, la verdad no tiene nada para ver, ni para hacer, “turísticamente” hablando. Esta ciudad-pueblo, capital de la provincia de Manabí, no tiene playa, no tiene historia importante, ningún prócer súper conocido, ni nada que se le parezca.

Supongo que vale preguntarse entonces, ¿Por qué escribir sobre Portoviejo? La historia de cómo me enamoré de este lugar, resumida, comienza más o menos así.

A %d blogueros les gusta esto: