Archivos por tag: frontera

Adiós Venezuela (o cómo sobrevivimos al cruce de frontera, otra vez)

Gasolina

Una vez más, un cruce de frontera. Y una vez más, un cruce de frontera venezolana. No pensábamos que este cruce podría ser peor que el anterior, en Cúcuta. De hecho, no pensábamos que ninguno podría llegar a ser peor que ese. Pero bueno, los viajes son más que nada, una aventura, y pronto nos daríamos cuenta de lo equivocados que estábamos.

Coro, en Sol Mayor

Salimos de Chichiriviche sabiendo que estábamos en la recta final de nuestro recorrido por Venezuela. Solo haríamos una parada más, y luego, nuevamente a Colombia (país que, aún hoy, todavía extrañamos).

El camino fue fácil, corto y tranquilo. Todo un lujo. Llegamos a Coro con gusto a sal y recuerdos de lebranche. Mi cámara de fotos dijo basta la enésima vez que la mojé yendo a uno de los cayos del Parque Nacional Morrocoy, y yo ya no tenía ni tiempo ni bolívares para arreglarla (por eso intentaremos suplantar la calidad por la cantidad en este post, con varias fotos sacadas con el celular –sepan disculpar-). Tendría que esperar a nuestro regreso al país vecino.

Aló Venezuela (o cómo sobrevivimos al cruce de frontera)

venezuela1

Cúcuta es una de esas ciudades que uno no esperaría encontrar en una frontera. A pocos metros del borde que separa Colombia de Venezuela se erige este centro urbano que se puede decir que poco tiene de ciudad fronteriza.

Pero, aunque poco, algo reside en la esencia de Cúcuta que hace imposible olvidarse dónde está ubicada. Las estafas y los “negocios turbios” hacen caso omiso de la apariencia de “ciudad bien” y se meten sin permiso en el cotidiano de esta urbe.

Nosotros llegamos a la terminal tempranísimo a la mañana después de viajar toda la noche desde Tunja. Bajamos medio dormidos para averiguar por transporte para ir a San Cristóbal, ya del lado venezolano. El objetivo era llegar a Mérida, dónde nuestro anfitrión de Couchsurfing nos esperaba.

Apenas puse un pie fuera del bus, seis personas al mismo tiempo me atacaron a mí (y a Vero también) ofreciendo hospedaje, transporte y cambio de moneda. Sin darnos tiempo a reacciones, tres tipos agarraron nuestras mochilas y se las llevaron. Sobrepasado por la situación, me quedé inmóvil, sin saber qué hacer, mientras varios hombres me estiraban la remera para que los escuche y haga caso de lo que decían (juro que esto es literal, no estoy exagerando).

Colombia: muerte, narcotráfico y guerrilla

Salimos de Otavalo derecho para Ibarra, ya más cerca de la frontera. Hoy sería un día largo. Llegaríamos a una de las fronteras a la que más le teníamos miedo, la que se nos había planteado desde que empezamos el viaje como una de las más peligrosas. Hasta ese día. Luego de unas horas  de viaje hasta Ibarra teníamos que tomar otro transporte hasta el paso Tulcán-Ipiales.

Atemorizados, arribamos a la frontera esperando un lugar sórdido, sucio, peligroso, repleto de estafas y curiosamente, no encontramos nada de eso. De hecho este cruce fue uno de los más fáciles y seguros que nos tocó hacer.

Datos útiles para viajar por Bolivia

Segundo post con datos prácticos para viajar por país. En este caso, Bolivia.

En esta ocasión vamos de lo general a lo particular. Primero una serie de datos y tips que se aplican para la estadía en todo el país, y luego vamos a lo particular, los puntos turísticos más importantes de Bolivia y lo que hay que saber de cada uno de ellos.

Bolivia, lo que no esperábamos

Un país que sorprende, si me permiten decirlo. Nada de lo que viviríamos en este lugar se parecía a nuestras expectativas. Y sorprende de golpe. Porque apenas uno cruza la frontera (en nuestro caso por La Quiaca-Villazón), se encuentra con un mundo distinto. Claro que el norte argentino tiene algo que ver con lo que es Bolivia, pero nadie podría decir que se parecen, o que es lo mismo.

Uno podrá pecar de ignorante

A %d blogueros les gusta esto: