Un desvío a Sucre

Ir a Sucre no estaba en nuestros planes. Un poco agotados del caótico transporte boliviano, y de sus conductores cuasi suicidas, no consideramos a Sucre como una opción, ya que implicaba desviarnos de la ruta hacia La Paz, Copacabana y el consecuente cruce a la República del Perú. A pesar de ello, gracias a las buenas referencias de la ciudad que habíamos escuchado por Potosí, y sabiendo que Daniel, un yanqui-argentino que conocimos en la excursión a las minas iba para allá, finalmente decidimos modificar nuestro itinerario. Y que bueno que lo hicimos.
Echando solo un vistazo se puede observar que Sucre poco tiene que ver con otras ciudades bolivianas del altiplano (también está a una altura mucho menor que La Paz o Potosí). En la “otra” capital boliviana, uno se encuentra con menos cholas, la ciudad pareciera mas limpia y ordenada que otras, y sus habitantes se muestran mundanos, más amables que los cerrados quechuas y aymaras, aunque a la vez mucho más orgullosos.
Creo que lo que le otorga esas características a Sucre, es por supuesto su historia que la recuerda como la capital cultural de América del Sur, su arquitectura colonial, por lo que fue declarada Patrimonio Cultural (por UNESCO), y la fuerte presencia de instalaciones universitarias en la ciudad, lo que implica que el lugar este repleto de estudiantes y profesionales. Todo esto sumado a sus edificios y monumentos impolutos, combinados con todo lo anterior hacen que uno se enamore del lugar.

Gobierno boliviano en Sucre

Los edificios del Gobierno alrededor de la plaza central, uno mas lindo que el otro.

Y como si fuese poco, para nuestra suerte, justo en la semana que llegábamos habría en la ciudad un desfile de las universidades, con vestimenta, bailes y comida típica. El espectáculo fue un festín para el paladar, los ojos y los oídos. Como si estuviesen en carnaval, se cerraron las calles principales y cada facultad presentó su compañía, con bailes, disfraces, erques, bombos, trompetas y redoblantes… ¡Que bueno que nos desviamos a Sucre!
Les dejamos algunas fotos para que vean lo que era esta fiesta:

Baile en carnaval

Grupo de baile en carnaval

Grupo posandoUn grupo de baile que posó para nuestra foto

Mujer con vestido típico

Había vestidos muy coloridos

Hombre vendiendo globos

Un señor que vendía unos pocos globos cerca del desfile

Como el carnaval, las vistas que teníamos desde el hostel también nos deleitaron los ojos:

Vista desde hostel en sucre

Close up vista desde hostel en Sucre

FInalmente, con las almas llenas de ritmos y colores bolivianos, dejamos Sucre con un buen sabor de boca. Ahora sí, ¡a La Paz!

Si te gustó, también podés leer:

4 Respuestas a “Un desvío a Sucre”

  1. Pao H dice:

    Cuanto te costo el pasaje de Sucre a La Paz?

  2. Florencia dice:

    Hola! en que fecha fueron las festividades? gracias!

¿Comentarios? ¿Preguntas? ¿Respuestas? Acá es donde!:

A %d blogueros les gusta esto: